My little Piura se va de boda | My Little Piura
33
post-template-default,single,single-post,postid-33,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

12 Sep My little Piura se va de boda

Muchas ganas teníamos de escribir el post de hoy, no sin el miedo propio de cuando se empieza algo nuevo…pero también es lo que suele merecer más la pena, no?
Así que sí, My Little Piura se va de boda! O más bien, se ha ido de bodas ya. Y es que en Agosto, aparte de descansar y desconectar, tuvimos la oportunidad de decorar dos bodas, en Vigo y en Madrid.

Nada mejor que empezar alquilando unas piuritas para el día de la boda, y en cuestión de un par de mails liarte la manta a la cabeza y participar en toda la decoración y arreglos florales, con lo que nos gustan los bodorrios!

Una de ellas fue muy especial, ya que era la boda de Alicia y Chicho, amigos muy cercanos, y por ello nos hizo especial ilusión que confiasen en nosotros en ese día, EL DÍA.
Nos encargamos de la decoración de la zona del cocktail y de la terraza donde tuvieron lugar las copas y el bailoteo.

El lugar fue un precioso y antiguo hotel en mitad de la sierra madrileña, por lo que la mezcla de piedra y árboles era un complemento perfecto para crear pequeños rincones con nuestras piuritas.

El photocall fue una de las sorpresas de la boda, hecho a partir de una ilustración de los novios realizada por Pablo Rosendo. Nadie se quería quedar sin su foto con los dobles de los novios!

La mesa de firmas la protagonizaba la “Cápsula del tiempo”, donde los invitados podían escribir sus predicciones o mejores deseos, y que los novios abrirán dentro de un año.
Por supuesto, no faltaron alpargatas de todos los colores para poder bajarte del tacón y bailar hasta las mil! Las pusimos ordenadas por tallas en varias piuritas, con varios farolillos que se encendieron al anochecer.

Nos encantan los tocados, canotiers, pamelas…pero no son nada compatibles con el inevitable momento “Paquito chocolatero”, así que…a colgarlo!! 

Nos encantó hacer este trabajo, y ver que a los novios les gusta es lo mejor!

De la fotografía y vídeo de la boda se encargaron los chicos de El primer vals. No era la primera boda en la que coincidíamos, y solo puedo decir que los recomendaría con los ojos cerrados, además de riquiños su trabajo es una auténtica preciosidad. Mil gracias a Pablo por las fotos!

No hay comentarios

Dejar un comentario