Y así empezó todo | My Little Piura
16524
post-template-default,single,single-post,postid-16524,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Y así empezó todo

20 Mar Y así empezó todo

Piura, Diciembre de 2013.

Estaba yo pintando una caja de fruta para utilizar como mesa en un albergue infantil que íbamos a reformar:

– Oye Mery, tú crees que al volver a España podría montar algo de cajas de fruta recicladas para decorar?

– Mmm no sé, yo creo que mucho futuro no tiene…eso lo puede hacer la gente.

– Pues yo mira que llevo tiempo queriendo hacerme una, y al final nunca encuentras tiempo para buscarla, comprar       las pinturas…ya sabes. Y además ayudas al medio ambiente porque les das otro uso. Y podría donar parte del precio de cada una a la ONG. No sé, a mi no me parece mala idea….

Y así nace My Little Piura. True Story. Si, soy de las que piden consejo y después hacen todo lo contrario…
Dicen que irte de voluntariado te cambia la vida. La vida no sé pero sí la forma de verla y de establecer tus prioridades.

colaborador-alexis

Yo digo que irte de voluntariado te cambia la manera de vivir la vida. Te hace espabilar y aprovechar las oportunidades que tienes sólo por el hecho de haber nacido dónde has nacido. Te lleva a intentar hacer algo que te guste, algo que te llene, y no dejarte llevar en plan pato mareado.

Y sobre todo, no olvidarte de cada persona que has conocido, de todo lo que te han dado, que sin duda es mucho más de lo que les has dado tú.
Intentar seguir conectada desde aquí, encontrar la manera de unir tu realidad con la suya y que no todo termine con el billete de vuelta. Y oye, en esa caja de fruta yo vi la manera. Sí, no es muy profundo ni metafísico ni fue un #momentoespiritualdeluzycolor.

De qué va esto de My Little Piura? Pues de Perú, de reciclaje y de solidaridad. Y ahora me explico:

Este proyecto consiste en reciclar, convertir cajas de madera y darles una segunda vida como elementos decorativos. Son totalmente artesanales realizadas con materiales degradables con lo que también favorecemos la protección del medioambiente y con infinidad de utilidades. Un 10% de cada caja irá donado a CANAT, la ONG con la que estuve colaborando en mis meses como voluntaria allí, y de la que por supuesto hablaré largo y tendido.

A la vez, My Little Piura será un panel de inspiración como espacio perfecto para mostrar la esencia de Perú. Mezclando la venta de las cajas, con posts acerca de lugares que he descubierto allí y sobre el estilo de decoración y los maravillosos colores, telas y estampados de la cultura inca.

Espero poder transmitir al menos la cuarta parte de lo que tuve la suerte de vivir allí, y que podais disfrutar de un poquito del Perú desde aquí!

puestadesol

 

No hay comentarios

Dejar un comentario